Denominación de origen (D.O.) es un sello de calidad que hace referencia a la indicación de procedencia de un producto cuya calidad o características se deben fundamental o exclusivamente a un medio geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él, y cuyas fases de producción tienen lugar en su totalidad en la zona geográfica definida.

Galicia: vinos con denominación de origen

Los vinos gallegos, presentes en los mercados de los principales países consumidores del mundo, son elogiados por prestigiosos críticos y acaparan en la actualidad premios y reconocimientos a nivel nacional e internacional, pero la realidad actual en poco o nada se parece a lo que había hace apenas cuatro décadas.

A principios de los años 80 existían en Galicia sólo dos denominaciones de origen: Ribeiro (1932) y Valdeorras (1957). Ambas languidecían entonces en un mercado dominado por vinos comunes de escasa calidad. Sin embargo, este panorama cambió profundamente con la creación de tres nuevas denominaciones de origen y la aparición de las primeras indicaciones geográficas protegidas (IGP). Es en este momento cuando comienza a confeccionarse el actual mapa vitivinícola gallego.

Galicia: vinos con Denominación de Origen

Así, a las dos únicas denominaciones de origen que existían con anterioridad —las ya mencionadas Ribeiro y Valdeorras— se unen Rías Baixas (1988), Monterrei (1992), Ribeira Sacra (1995) y las indicaciones geográficas protegidas Val do Miño-Ourense (1987), Betanzos (2000), Barbanza e Iria (2006) y Ribeiras do Morrazo (2016).

Estas cinco denominaciones de origen y las cuatro indicaciones geográficas protegidas —estas últimas de forma casi testimonial— suponen la práctica totalidad del sector vitivinícola con vocación comercial. No obstante, aún hoy sigue existiendo una importante cantidad de vino que se elabora para autoconsumo y que muchas veces acaba entrando en el mercado por diferentes vías.

Mapa vinos con Denominación de Orieb en Galicia
Fuente: elaboración propia

• D.O. Rías Baixas •

Logo D.O. Rías Baixas

La D.O. Rías Baixas es la más grande de las denominaciones gallegas, tanto por extensión de viñedo (más de 4000 hectáreas) como por número de bodegas (más de 150). Comprende territorios incluidos en las provincias de Pontevedra y A Coruña, extendiéndose por un terreno con una altitud que raramente supera los 300 metros, próximo al mar y asociado a los tramos inferiores de los ríos Ulla, Umia, Oitavén, Xabrina y Miño, con sus afluentes Tea y Louro.

La zona de producción y elaboración cuenta con 5 subzonas: Condado do Tea, O Rosal, Ribeira do Ulla, Soutomaior y Val do Salnés. Esta última es, sin duda, la locomotora de la D.O., puesto que acapara más del 60% de la producción y aporta casi el 70% de las bodegas. Además, allí se encuentra la denominada “capital del albariño”: Cambados.

La D.O. Rías Baixas es una zona vitivinícola con una vocación climática marcadamente atlántica, de temperaturas suaves (entre 10 ºC y 25 ºC), con cuatro estaciones perfectamente diferenciadas, pequeñas oscilaciones térmicas y una amplia pluviometría durante casi todo el año.

Variedades de uvas

La elaboración de los vinos con D.O. Rías Baixas se realiza exclusivamente con uvas de las variedades siguientes:

  • Blancas: albariño, treixadura, loureira, caíño blanco, torrontés y godello
  • Tintas: caíño tinto, espadeiro, loureiro tinto, sousón, mencía, brancellao, pedral y castañal.

En el 2020 las variedades blancas representaron el 99,08% de la uva recogida, abanderadas por la albariño, que superó los 33 millones de kilos. Las variedades tintas representaron sólo el 0,92% del total, con la variedad Sousón como principal, seguida por la mencía y el caiño tinto.

Tipos de vino

Bajo la D.O. Rías Baixas se elaboran vinos blancos y, en mucha menor medida, tintos. Habitualmente se venden como vinos jóvenes, aunque los blancos pueden ser sometidos a un proceso de envejecimiento en barrica de madera. En este caso se comercializan con la mencion «barrica». También es posible encontrar en el mercado vinos espumosos.

Los vinos blancos más representativos de la región son de color amarillo pajizo, con aromas florales y frutales, de intensidad media-alta, frescos, suaves, con una acidez equilibrada y amplios matices en boca. Su temperatura ideal de consumo se encuentra entre los 10º y 12º C y se pueden tomar solos, como aperitivo, o acompañarlos con los pescados y mariscos propios de la gastronomía gallega.

Las características de los vinos tintos, cuya producción es muy pequeña, están muy relacionadas con las variedades utilizadas, pero en general son vinos de color rojo picota con tonos violáceos, de capa media, limpios, brillantes, de intensidad media y ligera estructura en boca.

Los vinos espumosos —última incorporación en la denominación de origen— pueden ser blancos o tintos, elaborándose con cualquiera de las variedades mencionadas anteriormente y en cualquiera de las subzonas. Se producen exclusivamente por segunda fermentación en botella.

Actualmente, los vinos con D.O. Rías Baixas se venden en más de 70 países. De los 11 millones de botellas vendidas en el 2020 en el mercado internacional —una de cada tres botellas producidas—, Estados Unidos se mantiene a la cabeza absorbiendo el 27,3% del total de las exportaciones, seguido de Reino Unido, Puerto Rico, Irlanda, Canadá, Holanda, Alemania, Suecia, México y Rusia.

• D.O. Ribeiro •

logo D.O. Ribeiro

La D.O. Ribeiro es la denominación de origen más antigua de Galicia. Sin embargo, se sitúa por detrás de la D.O. Rías Baixas tanto en extensión de viñedo (unas 2500 hectáreas) como en número de bodegas (en torno a 120). La producción media anual ronda los 14 millones de kilos de uva.

Se ubica en el borde noroccidental de la provincia de Ourense, en las confluencias de los valles formados por los ríos Miño, Avia y Arnoia, en un entorno natural formado por laderas, bancales y terrazas excelente para la producción de vinos de calidad. Abarca los concellos de Ribadavia, Arnoia, Castrelo de Miño, Carballeda de Avia, Leiro, Cenlle, Beade, Punxín y Cortegada; y también parte del territorio de los concellos de O Carballiño, Boborás, Ourense, Toén y San Amaro.

La región posee un clima mediterráneo, aunque suavizado por la influencia atlántica. La escasa distancia al océano debería suponer un mayor carácter atlántico del entorno, pero la orografía de cadenas montañosas que limita la denominación por el oeste y norte, ejerce un importante efecto protector.

Variedades de uvas

La elaboración de los vinos con D.O. Ribeiro se realiza exclusivamente con uvas de las variedades siguientes:

  • Blancas: treixadura, torrontés, godello, lado, caíño blanco, loureira y albariño, como preferentes; y palomino y albillo como autorizadas.
  • Tintas: caíño tinto, caíño bravo, caíño longo, ferrón, sousón, mencía y brancellao, como preferentes; y garnacha tintorera y tempranillo, como secundarias.

Tipos de vino

Bajo la D.O. Ribeiro se elaboran vinos blancos, tintos, espumosos y naturalmente dulces. El 90% de la producción se concentra en los vinos blancos, mientras que los vinos tintos representan el 9%. Los vinos dulces y espumosos apenas alcanzan el 1%.

Tanto en los blancos como en los tintos se realiza una subdivisión basada en la diferenciación entre los vinos elaborados con variedades principales de aquellos en los que se emplean uvas secundarias. Los primeros —identificados como “Ribeiro Castes”— son los más representativos de la D.O.

Los vinos blancos más característicos de la comarca son frescos y afrutados, de color entre amarillo pálido y amarillo dorado. Por su parte, los vinos tintos, con color entre el rojo violáceo y el rojo cereza, son frescos, intensos y equilibrados. Ambos se consumen habitualmente en el primer y segundo año, aunque pueden ser sometidos a un proceso de envejecimiento. En este caso, se comercializan con la mención «barrica».

Los vinos espumosos se elaboran en la región desde hace más de medio siglo. Sin embargo, hubo que esperar hasta los años 80 para que las elaboraciones fueran más continuadas y hasta el 2017 para que fueran amparados legalmente en sus tipos Brut y Brut Nature, tanto rosados como blancos.

Por último, el Ribeiro Tostado es un vino dulce obtenido a partir de una selección de las mejores uvas, principalmente blancas de las variedades autóctonas, que se someten a un proceso de pasificación. Es un producto muy característico de la vitivinicultura de la comarca, muy apreciado, que entró en decadencia durante el siglo pasado, pero que se está intentando recuperar desde hace algunos años.

• D.O. Ribeira Sacra •

Logo D.O. Ribeira Sacra

La D.O. Ribeira Sacra integra un conjunto de municipios pertenecientes al sur de la provincia de Lugo y norte de Ourense, en el interior de Galicia. Comprende las riberas de los ríos Miño y Sil, con sus afluentes Cabe, Mao, Bibei (con el Navea) o el Búbal, y se extiende desde Portomarín a A Peroxa y desde Os Peares a Quiroga. Se divide en 5 subzonas: Amandi, Chantada, Quiroga-Bibei, Ribeiras do Miño y Ribeiras do Sil. La superficie de viñedo alcanza las 2500 hectáreas.

Los ríos Miño y Sil discurren hacia su confluencia a través de gargantas o cañones de fuerte verticalidad, lo que obligó desde tiempos inmemoriales a plantear el cultivo de la vid en bancales, muras, terrazas, etc., que son los nombres que reciben los escalones donde se asientan los viñedos. Por este motivo, esta viticultura ha sido calificada como «viticultura heroica».

El clima en la región no es homogéneo, variando notablemente en cada una de las 5 subzonas que la conforman. En general, podemos decir que es más continental que atlántico, con veranos largos y calurosos, y otoños templados.

Variedades de uvas

La elaboración de los vinos con D.O. Ribeira Sacra se realiza exclusivamente con uvas de las variedades siguientes:

  • Blancas: godello, loureira, treixadura, dona branca, albariño, torrontés, branco lexítimo y caíño blanco. Todas ellas tienen la condición de preferentes.
  • Tintas: mencía, brancellao, merenzao, sousón, caíño tinto, caíño longo y caíño bravo, como preferentes; y garnacha tintorera, mouratón, tempranillo y gran negro, como autorizadas.

Tipos de vino

Bajo la D.O. Ribeira Sacra se elaboran vinos blancos, tintos y rosados. Estos se etiquetan como Ribeira Sacra o Ribeira Sacra Súmmum en función del porcentaje empleado de uvas preferentes. Habitualmente se comercializan como vinos jóvenes, pero pueden ser sometidos a un proceso de envejecimiento, dando lugar a vinos que se etiquetan con las menciones «barrica» o «guarda» en función del cumplimiento de determinados requisitos.

Los vinos tintos, en los que la mencía es la variedad mayoritaria y fundamental, son limpios y brillantes, de capa media alta, y con tonalidades que van desde el rojo cereza al rojo con ribetes púrpura. Recuerdan en nariz a los frutos rojos y a la fruta de hueso. En boca son francos y equilibrados, amplios y de gran persistencia aromática en retronasal.

Los vinos blancos, elaborados fundamentalmente con las variedades godello, treixadura y albariño, siendo la primera de ellas la más abundante, son limpios y brillantes, y ofrecen tonos desde el amarillo pálido al dorado. Son francos en nariz, recordando a los frutos blancos de pepita y hueso. En boca presentan un gran equilibrio entre acidez y alcohol.

Los vinos rosados, elaborados fundamentalmente con las variedades mencía, brancellao o merenzao, son limpios y brillantes, abiertos de capa, y con tonalidades entre el rosa pálido y el rojo cereza. Sus aromas recuerdan sutilmente a los frutos del bosque y a la fruta roja de hueso. En boca, su equilibrio entre alcohol y acidez da paso a una sensación en retronasal muy persistente.

• D.O. Valdeorras •

Logo D.O. Valdeorras

Valdeorras es una comarca situada en la esquina nororiental de la provincia de Ourense, próxima a León. Con una superficie cercana a las 1300 hectáreas, las zonas de producción se distribuyen entre los municipios de A Rúa, Carballeda, Larouco, O Barco, O Bolo, Petín, Rubiá y Vilamartín. Hoy en día son más de 40 bodegas las que trabajan bajo el paraguas de la Denominación.

Desde el punto de vista orográfico, el río Sil atraviesa la comarca de este a oeste, originando un valle con marcado carácter asimétrico: laderas con mucha pendiente en el margen izquierdo, y más suaves, generando un paisaje ondulado, en el derecho. Otros ríos, como el Xares, Bibei, Cigüeño, Galir, Farelos, Seco y el Casoio proporcionan también laderas donde se cultiva el viñedo. Este se organiza frecuentemente en forma de bancales.

El clima en la zona es más seco que en el resto de Galicia, mezclándose la influencia atlántica con rasgos de la continental. La temperatura media es de unos 11ºC y el índice de lluvias oscila entre los 850 y los 1.000 mm. anuales.

Variedades de uvas

La elaboración de los vinos con D.O. Valdeorras se realiza exclusivamente con uvas de las variedades siguientes:

  • Blancas: godello, loureira, treixadura, dona branca, albariño, torrontés y lado, como preferentes; y palomino, como autorizada.
  • Tintas: mencía, tempranillo, brancellao, merenzao, sousón, caíño tinto, espadeiro y ferrón, como preferentes; y gran negro, garnacha tintorera y mouratón, como autorizadas.

Tipos de vino

Bajo la D.O. Valdeorras se elaboran principalmente vinos blancos y tintos. Sin embargo, también se comercializan vinos espumosos (Valdeorras “Espumoso”), y vinos de uvas pasificadas, denominados Valdeorras “Tostado”.

Dentro de los vinos blancos, aquellos que se elaboran exclusivamente con la variedad godello se comercializan como Valdeorras “Godello”. Entre los tintos, los que se elaboran al menos con un 85% de uva mencía se comercializan como Valdeorras “Mencía”. Además, tanto para los vinos blancos como para los tintos, cuando se elaboran utilizando al menos un 85 % de las variedades preferentes se comercializan como Valdeorras “Variedades Nobles” / ”Castes Nobles”.

El vino más representativo de la D.O. es el blanco de godello, de fino aroma afrutado, color amarillo, dorado o pajizo, buena estructura en boca y graduación alcohólica media de 12,5º. En tintos destacan los elaborados con mencía, de intenso color púrpura y elegante aroma afrutado, ligeros y sabrosos, con buen equilibrio alcohol-acidez, apetitosos y de retrogusto intenso y prolongado.

Tanto los blancos como los tintos pueden pueden ser sometidos a un proceso de envejecimiento en barricas de roble. En este caso, los vinos son comercializados con las menciones “Barrica”, “Crianza”, “Reserva” o “Gran Reserva”, según las condiciones en que se produjo dicho proceso.

 • D.O. Monterrei •

Logo D.O. Monterrei

La zona de producción de la D.O. Monterrei se extiende a lo largo del valle del río Támega, en la esquina suroriental de la provincia de Ourense. Con una superficie superior a las 600 hectáreas, se diferencian en ella dos subzonas —Valle de Monterrei y Ladera de Monterrei— repartidas entre los municipios de Castrelo do Val, Monterrei, Oímbra, Vilardevós, Verín y Riós.

A finales del s. XX, la emigración, el cierre de la bodega cooperativa y el abandono de las tierras por la poca rentabilidad estuvieron a punto de provocar la desaparición del viñedo en la zona, pero en 1994 el reconocimiento administrativo de la D.O., así como la apuesta por los vinos de calidad, llevaron al resurgir de la comarca. Hoy son casi 30 bodegas las que trabajan dentro de la Denominación.

Posee un clima mediterráneo templado con tendencia continental influenciado por el océano Atlántico. Sus veranos son calurosos y secos mientras que sus inviernos son fríos. Durante la época de maduración pueden presentarse unas considerables oscilaciones térmicas, pudiendo alcanzar incluso los 30ºC .

Variedades de uvas

La elaboración de los vinos con D.O. Monterrei se realiza exclusivamente con uvas de las variedades siguientes:

  • Blancas: godello, treixadura y dona branca, como preferentes; y albariño, branca de Monterrei, caíño branco y loureira como autorizadas.
  • Tintas: mencía y merenzao, como preferentes; y tempranillo (araúxa), caíño tinto y sousón como autorizadas.

En el 2020 se recogieron casi 6000 tonelas de uva. De ellas, un 64% se correspondieron con variedades blancas y el 36% restante con variedades tintas. Entre las primeras, la más abundante es, con mucha diferencia, la godello. Entre las tintas, la reina indiscutible es la mencía.

Tipos de vino

El Consejo Regulador ampara en su reglamento la elaboración de vinos blancos y tintos. En ambos casos los caldos se elaboran con al menos el 60% de uvas de las variedades preferentes, dejando el resto a las demás uvas autorizadas.

Aunque generalmente se consumen como vinos jóvenes, también pueden ser sometidos a un proceso de envejecimiento, dando lugar a vinos que, según las condiciones en que se produjo dicho proceso, se comercializan con indicación de los términos “barrica”, “crianza”, “reserva” o “gran reserva”.

Como no podía ser de otra forma, las características de los vinos de la D.O. Monterrei están muy relacionadas con las variedades utilizadas, todas ellas variedades autóctonas muy adaptadas al medio de producción. Ello da lugar a vinos blancos y tintos que destacan por su gran riqueza aromática, por ser frescos y corpulentos y por tener un buen equilibrio entre alcohol y acidez.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio emprega Akismet para reducir o spam. Aprende como se procesan os datos dos teus comentarios.